29 abril 2007

Clément Rosset.

Nada hay más sorprendente, a fin de cuentas, que esta habitual y obstinada inclinación de la filosofía a querer rechazar siempre con prioridad lo que es manifiestamente verdadero, así como a despreciar por instinto lo que es indiscutiblememnte agradable
Clemente Rosset, El principio de realidad suficiente, Pre-textos.

La superstición parece admitir que el bien es lo que proporciona tristeza y el mal lo que proporciona alegría
Baruch Spinoza, citado por C. Rosset en la misma obra.

2 comentarios:

tumbaito dijo...

Su intervención en relación con el emmental me ha encantado.

Aristóteles estaría muy contento con su solución.

Joseph T. dijo...

Muchas gracias, tumbaito.
Hoy he estado dando una vuelta por tus blogs. Me verás por allí.